Kilk

“Apadrinado por Elena Cruz”

Kilk es un tuertito que coge las cosas de la boca como si fuera un perrillo. Es un campeón que ha sobrevivido a la muerte, vino con el ojito perforado y hubo que vaciarsele.

Le quedan muchas vidas para compartir con el ser humano que esté dispuesto a tener un gato cariñossisimo, pegajoso, y alegre, es lo más mimoso y buenazo que hay,un niño consentido y mimado…. imposible no quererle! Cada vez que viene un perro o gato nuevo el es el primero en recibirlos, les da con sus patitas para saludar, se restriega en ellos, es lo mas sociable y simpático del mundo, hace que todos los que le rodean sean un poco mejor, porque es todo alegría, no tiene ni pizca de malignidad gatuna,es tontorrón y bolote, un peluche al que puedes hacer de todo y jamás se quejará, solo te regalará ronroneos.

Está en Talavera, es negativo a leucemia e inmuno. Nacido en mayo 2016, para adoptar : amibichos@gmail.com

fb_img_1474736668893

Historia inicial :

“Ni uno más “. Tantas veces tenemos que recurrir a esa frase y colgar el cartel de cerrado. Y tantas veces terminamos pasándolo por alto…

No podemos con más animales, ni económicamente, ni por falta de acogidas, ni por el cansancio físico y emocional. Aún así cada día nos llegan peticiones “he recogido este gatito, hay un perro en tal sitio, yo no lo puedo tener”. La mayoría de gente mira hacia otro lado cuando se trata de un gato, nadie se hace cargo, porque los gatos están en un segundo plano en la protección animal. ¡¿para que ayudar a uno de la calle?! Si hay gente que cría sin cesar y los regala como churros.

Y es imposible abarcar tanto. Pero cuando te llegan peticiones como la de este pobre, terminas haciendo hueco donde no lo hay, sacando tiempo de dónde no tienes, y endeudandote aún más. Porque un caso así necesita ayuda, no se puede mirar hacia otro lado.

No hace falta explicar mucho de este pequeño, ayer le encontraron en la carretera, gracias a que le recogieron, aunque no podían tenerle. Así llegó a nosotros, otro esmirriado más para la “colección”! Tiene un ojo perforado totalmente perdido que apenas le cabe en la cuenca, está muy inflamado y tiene infección. Está con medicación pinchada y tomada, y con colirios, hoy está un poco mejor. Pero cuando esté más fuertecillo habrá que operar para quitarsele. El otro ojo no está tan mal, esperamos que no le pierda. Pesa solo 200gr, es todo huesos, es un bebé diminuto y salaisimo. No sabemos cuanto tiempo llevará asi, ni como puede haber sobrevivido.

Ojalá después del esfuerzo, si sale adelante, no pase a ser un simple gato negro tuerto al que nadie adopta, porque necesitamos adopciones gatunas más que el respirar!

Kilk, su nombre significa “grillo” en estonio,  es diminuto, negrito, saltarin, y llama con su voz chirriante para que le cojas.

20160608_143620

20160625_104549-1

CYMERA_20160524_115635

 

Comparte